Ciudad, Información General

“La Hiena” y “Marquitos”: un desafío a la tragedia

Marcos Di Palma realizando su gracia en otra oportunidad.
Marcos Di Palma realizando su gracia en otra oportunidad.

A centímetros, sólo a centímetros pasaba el auto humeante de Marcos Di Palma de los espectadores que, sin contención ni vallas mediante, rugían al unísono con el motor pasado de revoluciones.

Sin duda lo resonante no fueron las impresionantes demostraciones, a las que nos tiene acostumbrados este as del volante, sino las ausencias de medidas de seguridad y de personal de tránsito municipal.

Esto sucede unos días después del  accidente de tránsito del verano protagonizado por el boxeador Rodrigo “La Hiena “Barrios, y demuestra una vez más que no hace falta un irresponsable con alguna copa de más, para que cause una tragedia, sino que una producción de un programa de televisión, con anuencia de autoridades puede provocar la misma situación lamentable.

Y nos preguntamos lo mismo que el señor Julio Lobato, ex Concejal del URI, quien nos puso en conocimiento sobre este espectáculo inoportuno ¿Contó con la debida autorización municipal para uso del espacio público? ¿Quien autorizó el corte de tránsito en esa calle? ¿Alguna autoridad municipal tomó nota de esta peligrosa situación y del riesgo que representó para los cientos de asistentes?

Un comentario

  1. Esta señora y sus “espectaculos” callejeros berretas lo unico que hace es arruinar la postal de Playa Grande y torturar a los vecinos…aparte en un espacio publico…que seguramente no tiene autorizacion para utilizarlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*