Ciudad

“La contaminación no es opinable, es poco, mucho o nada”

Los biólogos de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Eduardo Vallarino y Rodolfo Elias, respondieron a través de un comunicado a las críticas que recibieron de parte del intendente Gustavo Pulti y de algunos concejales luego de conocerse su informe sobre la contaminación en las playas del norte de la ciudad.

Allí se hacen eco de la conferencia que el jefe comunal brindó el pasado jueves y donde aseguró que “ninguna de las cinco universidades públicas o privadas de la ciudad cuenta con estudios actualizados”. Al respecto, los especialistas consideraron que “esto no es cierto y es por ello que sentimos que nuestro trabajo está siendo deliberadamente ignorado”.

En el comunicado se dirigen a Pulti y Artime, a quienes dicen que “no se pueden emitir juicios tan livianamente sobre trabajos desconocidos o de otros, ya que puede afectar la credibilidad y trayectoria de las personas” y aseguran que no emiten “juicios ni opiniones que no puedan ser respaldados” sino que su labor está orientada “a la obtención del conocimiento”.

Según se indicó en el informe que difundió la semana pasada la ONG Surfrider, las playas cercanas a la planta de tratamiento están severamente contaminadas y esto se extiende a un radio de 45 kilómetros. Estas mediciones es remontan a 1997, pero desde 2002 esto se habría recrudecido: comparan esta situación con las peores en el mundo.

No obstante, Elías y Vallarino destacan que los datos de balneabilidad que les preocupan son los publicados y difundidos por la empresa OSSE donde se dice que la calidad microbiológica del agua “muestra el impacto de la descarga cloacal en un amplio sector de la costa, afectando la calidad recreacional del agua de las playas más populares”.

Tras destacar que no dudan de la calidad e idoneidad de los laboratorios de OSSE, aseguran que “los dichos del intendente en ningún momento niegan la contaminación del sector costero, se atienen a la calidad del agua para baño” pero se contradicen con lo que opina la propia OSSE.

“Somos personas preocupadas por el ambiente y por nuestros hijos, creemos que se debe informar la verdad de los problemas ambientales y como se están resolviendo”, dijeron los biólogos y destacaron que “la contaminación no es opinable, es poco, mucho o nada, para ello se deben dar valores creíbles y confiables”.

Ante esta situación, exigen que se implemente de una forma “clara y transparente” un sistema de información accesible sobre el estado de balneabilidad de las playas, “diciendo cuál está bien y cuál está mal en cada momento”. Y destacan: “es la obligación de un funcionario. Esto significa números concretos y no opiniones personales ni declaraciones políticas”.

No obstante, señalaron que la implementación de un sistema de estas características “provocaría que la ciudad fuera más confiable y demostraría que ha madurado turísticamente”. De todas maneras, consideraron que “hemos recibido críticas por hablar, preferimos afrontar la cruda realidad y tratar de modificarla antes que ser callados cómplices. Por favor, no maten al mensajero”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*