Ciudad, Información General

“El Cholo de Mar del Plata”

Hace muy pocos meses, entre Dios y la ciencia médica lo trajeron nuevamente entre nosotros, cuando su chance de sobrevivir era escasa e híper complicada, semanas en terapia intensiva y luego una lenta pero paulatina recuperación, lo pusieron nuevamente en carrera en el estudio de la radio, en la cabina de un estadio de futbol, o ante una cámara de televisión. Volvió como siempre, o que mejor que nunca, mucha gente disfruta de su tarea, de su amistad y de su estilo. El “Cholo” en un recinto del pueblo marplatense, tuvo su gran momento acompañado por familiares, amigos, colegas, oficialistas, opositores y representantes de distintas instituciones

 Vicente “Cholo” Ciano -“el amigo de todos” como lo definieron varios de los oradores-, recibió el título de “Ciudadano Ejemplar” de la ciudad de Mar del Plata durante un emotivo acto realizado hoy en el recinto de sesiones del Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon.

La ceremonia fue presidida por el titular del Cuerpo Deliberativo local, arquitecto Marcelo Artime, el concejal Fernando Rizzi –autor del proyecto-, el titular de la Oficina para la Descentralización Administrativa, Santiago Bonifatti, y el Secretario de Economía y Hacienda de la comuna, Mariano Pérez Rojas.

 Además de gran cantidad de amigos y familiares –entre los que se destacaron su esposa Isabel, su hijo Ariel Ciano y su nieto Mateo-,  se hicieron presentes en el recinto el ex intendente Jorge Lombardo, el dirigente Buenaventura González, miembros de la comisión directiva del Sindicato de Empleados de Comercio -que le hizo entrega de un presente- y numerosos representantes de los medios de comunicación de la ciudad, de los cuales el homenajeado es un representante emblemático.

Visiblemente emocionado, Ciano agradeció el gesto del Concejo Deliberante. “Hay mucha gente que tiene tanto o más mérito que yo para recibir esta distinción, pero la verdad es que yo lo disfruto mucho –afirmó-, de la misma manera que disfruto de la amistad y el cariño de la gente y del ‘Chau Cholo’ que tantos me dicen por la calle y que lejos de molestarme, me reconforta”.

“Tengo la fortuna de recibir el afecto tanto de quienes están encumbrados en la sociedad como de los que no pueden acceder a los medios y ni siquiera al centro de la ciudad” continuó Ciano, quien finalmente, y con voz entrecortada, relató que pudo “palpar” ese cariño “mientras estuve enfermo, cuando recibí la visita de figuras de nivel nacional e internacional pero también de los ‘trapitos’, que se preocupaban por mi”.

Un acto “oportuno y necesario”

 El primero en hacer uso de la palabra durante el acto había sido Artime, quien afirmó que el otorgamiento del título de “Ciudadano Ejemplar” a Ciano fue un acto “oportuno y necesario” por cuanto significó la “formalización del reconocimiento y el cariño que la comunidad de Mar del Plata sienten por él desde hace muchísimos años”.

 Tras recordar que la iniciativa partió del concejal Rizzi luego de que Ciano se recuperara de un grave problema de salud a fines de 2009, Artime consideró que el periodista marplatense “hasta se dio el lujo de pegarnos un gran susto” y reiteró que “todos, tanto los que hoy estamos en este recinto como quienes no están aquí porque seguramente están trabajando, lo queremos muchísimo”.

A su turno el periodista Mario Trucco definió a Ciano como un hombre con “un sentido humanístico singular” que puede “lucir la virtud de carecer de dobles intenciones” y  cuyas decisiones, aún en los momentos más complejos de su profesión, “pueden haber sido felices o no, pero siempre fueron honestas, que es lo más importante”.

Por su parte el padre Hugo Segovia consideró que el reconocimiento otorgado por el Concejo Deliberante era “una deuda” y afirmó que si durante la internación de Ciano se hubiera hecho un plebiscito hubiese surgido que “el 100% de la población estaba preocupada por su salud”.

Por último Rizzi consideró que el título mencionado “representa cabalmente la forma en que la gente ve a Vicente Luís Ciano”, a quien describió como “un hombre que tiene la capacidad de generar la sonrisa, la adhesión y el cariño del otro, que siempre extendió su mano generosa y tuvo tiempo para detenerse para escuchar a quien quisiera dialogar con él”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*