Ciudad

“Debemos soñar con el respeto de la vida de todos e involucrarnos”

Coordinadora. La hermana Marta fue elegida por las instituciones que conforman el Consejo.
Coordinadora. La hermana Marta fue elegida por las instituciones que conforman el Consejo.

Con el consenso de todas las instituciones que conforman el Consejo de Promoción y Protección de los Derechos del Niño, finalmente fue designada como coordinadora ad honorem de la institución la hermana Marta Garaycochea, una mujer que desde hace tiempo viene luchando por la ayuda a los chicos de sectores más necesitados.

La hermana Marta fue puesta en funciones con un acto realizado por la Municipalidad este lunes en el centro cultural Osvaldo Soriano. Allí estuvieron presentes el secretario de Desarrollo Social, Fernando Gauna; el secretario de Gobierno, Ariel Ciano; la subsecretaria de la Mujer, Alejandra Patuto, entre otros.

Tras una serie de reuniones de las organizaciones que conforman el Consejo, se definió que la mujer sea designada como coordinadora. Esta entidad trabaja por la promoción de los derechos de los niños a través de un equipo técnico diseñado por la Municipalidad. Además participan como invitados el Poder Judicial, ONG’s y los interesados en esta problemática.

Sobre su designación, Marta Garaycochea señaló agradeció “la confianza de la comunidad, las organizaciones, el Gobierno y todo su equipo. Voy a tratar de merecerlo y aunque se que no tengo muchas herramientas técnicas, apelo a la compañía de todos ustedes para esta función”.

Además recordó que el Consejo es “una de las herramientas de esta ley provincial: el instrumento jurídico que nos dice cómo, cuándo y quién debe intervenir desde los poderes cuando hay un problema en la infancia” y manifestó que “la norma marca que tenemos que estar todos en un sistema de relaciones y corresponsabilidad. A mí me parece que este es el corazón de la ley”.

La hermana Marta definió a los niños como “la vida nueva, ellos y los jóvenes son los huesos, la carne, la sangre del futuro, y de la esperanza” y por eso se mostró preocupada por la realidad que les toca atravesar: “debemos sincerarnos sobre las causas estructurales que están en toda esta problemática, hay que erradicar el hambre, la pobreza, la miseria y encontrar una justa distribución de los bienes para todos”.

“No sólo debemos soñar con el respeto de la vida de todos y de todas sino involucrarnos: poner nuestra vida y nuestro corazón para ampliar el campo de las posibilidades de vida para todos”, indicó la coordinadora ah honorem. Y recordó una canción que dice “no es posible morirse de hambre en esta patria bendita del pan”.

“El 2008 fue el año de mayor producción de alimentos en el mundo y, paradójicamente, fue el año de mayor hambruna en el mundo en varios años”, se quejó a la vez que destacó la presencia del Consejo: “esta herramienta nos llama a la corresponsabilidad. Es necesario el aporte de todas las ONG con su larga trayectoria, de la comunidad, las familias y los jóvenes a quienes tenemos que incluir en este proyecto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*