Ciudad, Política

“Autonomía no quiere decir neutralidad ni equidistancia”

Sabbatella "rindió" cuentas parlamentarias el viernes ante una Aula Magna colmada.

El diputado nacional por el frente Nuevo Encuentro y fundador del partido Encuentro por la Democracia y la Equidad, pasó por Mar del  Plata en su agenda de rendición de labor parlamentaria. El acto se llevo a cabo el viernes el Aula Magna del complejo universitario que se mostró colmada.

Sabbatella dejo claro que el espacio que lidera va a “defender  el presente e interpelando el presente para ir por más pero con un fuerte compromiso en lo que esta pasando y hacerlo también con autonomía, que no es neutralidad ni equidistancia, sino que un fuerte compromiso con lo que uno cree con coherencia entre lo que uno piensa, dice y hace, pero  con la autonomía también para poder interpelar este presente para poder debatir, para poder cuestionar también las cosas que creemos que están mal, que hay que mejorar y que a veces devalúan el propio rumbo pero hacerlo desde un lugar claro. Una cosa es hacerlo desde esta avenida, discutir las cosas que hacen daño, que están mal, que hay que cambiar, las cosas que hay que profundizar y otra cosa es hacerlo desde otro lado done entonces esas discusiones y esos debates terminan siendo funcionales a Pinedo o a De Narvaez porque esto es como me dijo un amigo diputado “al final muchos Pinos terminan siendo un Pinedo”.

El inminente candidato a gobernador de la provincia  llamó “a ser críticos en el sentido de las cosas que faltan” porque “tenemos una preocupación, que es que este proceso político que vivimos tiene que darle nacimiento fuerza política y social en la argentina que este más acorde a los mismo debates que se están dando en el país y en la región porque ahí también es donde vemos que nada tiene que ver lo que pasa a nivel nacional con lo que está pasando en muchas provincias y muchos municipios. Algunos ejemplos nada más, el debate nacional que ha tenido como un rasgo de identidad por ejemplo en la no represión de las protesta sociales, que es algo que todos seguramente compartimos y nos enorgullece pero al mismo tiempo ves a Insfran en Formosa que se jacta que la policía actuó bien cuando esta mata a los Tobas en la ruta, entonces ahí hay una contradicción, nada tiene que ver o por lo menos dista mucho lo que pasa en Formosa de lo que pasa en términos nacionales. De la misma manera que  así como en términos nacionales el gobierno acompaño con mucha fuerza un proyecto de equiparación de derechos, que entre otras cosas nos enorgullece  haberla tenido a Vilma Ibarra miembro de nuestro bloque como autora, que es el matrimonio igualitario y que el gobierno trabajo muy fuerte y quizás no se hubiese logrado sacar la ley si no se hubiese obtenido un fuerte compromiso de gobierno y de hecho del propio Nestor Kirchner que estaba sentado ahí ayudando a que esa ley salga y al mismo tiempo en estos días Urtubey en Salta hizo una suerte de reconocimiento y homenaje a los diputados y diputadas que votaron en contra de la ley desde una perspectiva conservadora como la que él tiene en su provincia , o lo que pasa en la provincia de Buenos Aires, que se acaba de definir a nivel nacional el ministerio de Seguridad que nos parece un paso positivo y muy importante como así también la designación también de Nilda Garré, y lo que ha hecho en el ministerio de Defensa pero que además tiene una marca política muy fuerte que es la idea del acuerdo de la seguridad democrática que tenemos planteado distintos sectores que tiene que ver también con la renovación de la fuerzas de seguridad, de la cúpula y la estructura, como paso imprescindible para poder avanzar sobre la democratización de la fuerzas policiales y también el hacer herramientas más eficientes e eficaces , y en ese sentido avanzar en algo fundamental  que es la conducción política y civil de las fuerzas de seguridad enfrentando la idea del autogobierno que han tenido siempre esas fuerzas de seguridad. Y por otro lado una mira la provincia de Buenos Aires y ve todo lo contrario, ve que el gobernador Scioli ha hecho retroceder en los intentos que hubo de depuración policial y de control político y civil de las fuerzas de seguridad y le vuelve a entregar el autogobierno a esas fuerzas desde un perspectiva absolutamente distinta a la seguridad democrática sino más planteada desde la demagogia  punitiva y el efectismo mediático que contacta con ese sentido común que aparece rápidamente cuando surge la problemática de la seguridad. Hay una mirada absolutamente distinta de lo que pasa en ese rumbo nacional, en esa perspectiva nacional, que lo que pasa en los territorios de las provincias y los municipios”.

En ese sentido remarcó que  “para nosotros, desde el Nuevo Encuentro es tan importante ponerle el cuerpo sin  especulación, sin mezquindad, a la defensa de lo que vive la Argentina hoy, como también, la construcción con autonomía de fuerza política en territorio que exprese de una manera más coherente con mayor fuerza esta misma búsqueda”

Tiempo de Nuevo Encuentro

El ex intendente de Morón hace hincapié en sus deseos de la construcción de un espacio político que condense lo mejor de las tradiciones políticas populares y progresistas y que en la actualidad el “calor de los debates atraiga miles de militantes a los que habían mandado a la casa”. En ese marco reflexionó  que “ la defensa del rumbo que vive la Argentina es para defender las pasos positivos que hemos dados , defender lo hecho y también para defender la posibilidad de avanzar en lo que falta con algo que yo he dicho muchas veces y no quiero aburrir pero se trata de haber construido un piso con un techo que hay perforarlo para ir por más, pero que hay que cuidar el piso porque si lo perforan  es mucho más difícil perforar el techo, por lo tanto defender el rumbo, defender lo hecho es defender la posibilidad de seguir debatiendo y avanzando por lo que falta y también es defender el mejor contexto político social, el mejor debate, el mejor momento para el nacimiento de esa fuerza política social e histórica que queremos que nazca en la Argentina la verdad es que nosotros creemos que esa fuerza política como lo decía al principio tiene que nutrirse de lo mejor de la historia. Por supuesto esa fuerza política es hija de este proceso si nace, tiene que ser hija de esos movimientos populares que le dieron origen a este proceso político, es hija de nuestra historia pero además se encuentra con lo que está naciendo en el presente con esos miles y miles de militantes que las estructuras tradicionales ancladas en lo viejo habían expulsado o habían hecho que vuelvan a la casa y que hoy al calor de estos debates vuelven a salir a la vida política  y a comprometerse con la militancia y también al calor de los miles y miles de jóvenes que su primera experiencia política es hoy en este momento de recuperación profunda de la política. Lo que está naciendo en la Argentina, lo que está pasando es fruto justamente de esos procesos políticos rompe la frontera de lo que le dio nacimiento, y necesitamos entonces construir una fuerza política capaz de unir lo mejor de esa historia con lo que está naciendo en el presente. Y esa fuerza política social lo que tiene es que permitir garantizar la defensa del rumbo y la profundización porque el problema que tenemos hoy si no es que semejante proceso político, semejante debate interesante, semejante agenda publica interpelando el poder, semejante transformaciones que ese están haciendo, semejante entonces situación política, extraordinaria, insisto con todo lo que falta, con todo lo que está pendiente, con todo lo que está mal, con todo las contradicciones y con todo esto pero en el balance de semejante producto político no puede estar en manos de una estructura que en el territorio está por conveniencia y no por convicción porque básicamente cuando no le convenga se va a ir.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*