Jorge Elias Gomez, Opinión, Política

¿Pulti tiene luz propia, o festejó un corner?

Pero el mecanismo de Primaria Abierta Simultánea y Obligatoria, de aplicación inédita obliga a posar la lupa sobre los números de Acción Marplatense y de los demás participantes. Es relativa la diferencia que le hicieron  CFK (que sumó con 8 boletas) y Daniel Scioli que Sumó con seis.

Ese 33 % que eligió la boleta de Pulti, ¿también votó a Cristina? esa es una probabilidad, con lo cual el intendente habría sido como lista adherente, un factor determinante para el 52 % de la primera mandataria. A Scioli por ejemplo le restaron Martín Sabatella y Mario Ishi, y a Pulti, Cheppi, Garivoto, Garciarena, San Martín y Pablo Kirchner, en el mismo espacio del Frente Para la Victoria.

En este ejercicio probabilístico, que se aproxima a la realidad, deja otro aspecto de significativa proyección. La oposición y la interna en el FPV dejaron atomizado el universo de la contra de Pulti. La falta de un adversario de fuste (no lo fueron Baragiola ni Arroyo ), dejó al intendente con trigo en el galpón, como dirían en el campo.

Cómo llegarían a los 85.000 votos, quienes han logrado entre en 14 % y el 8 %, como Vilma, Cheppi y Arroyo. Es realmente complicado. ¿El 23 de octubre amanecerá con ánimos de polarización, o todos irán por sus porotos? No sería raro que todos conserven su “statu quo” y que algunos de sus contrincantes llegue sorpresivamente al 8,33 % piso mínimo para llegar a un concejal, en este caso es el contador José Cano, si como se espera ajusta su campaña local y aprovecha el posible crecimiento de Hermes Binner en el Frente Amplio Progresista, para quedarse como la opción ante el oficialismo.

Quedaron diez candidatos y es una elección que se gana con 100.000 votos, Pulti ya mostró su piso y está en franco posicionamiento de ser reelecto. El capricho del intendente peronista, muy posiblemente deba esperar otro turno dentro de 4 años. La UCR (denarvaísta) no tomó sopa, y el GEN y la Coalición Cívica se disputan votos entre sí, en realidad se pelean entre los tres, sino basta observar como cae dramáticamente el voto radical en la ciudad. La UCR con El Frente con Katz en el 2003 obtuvo 120.000 votos.

Cuánta gente sabía exactamente, que el 14 de agosto se elegían candidatos y el 23 de octubre se elige al intendente. Fue muy común escuchar el interrogante en la propia cola en las escuelas, tanto de jóvenes como de adultos con el DNI cargado de sellos.

¿Fue bueno o malo el resultado de Pulti? Y ni, sería la respuesta sin compromiso. No hay dudas que Pulti es (¿o era?) el candidato de Balcarce 50. A la luz de otros resultados no desentonó, hubo intendentes de partidos vecinales que sucumbieron. Acá el objetivo excluyente era ratificar a CFK, con un margen que superó al más optimista. Desde ese punto de vista GAP fue el que más aportó.

 La intentona de Cheppi, (más Segarra más Rodríguez), las necesidades de perpetuarse de Garivoto, el arrojo por la supervivencia de Garciarena, enredaron la madeja de la lista que fue como adherente, eran las variables a medida de la continuidad, del modelo del Proyecto Nacional y Popular, para cuya defensa se destinaron fortunas en recursos públicos y privados, hasta con publicidad encubierta y serias denuncias de fraude que denunció la oposición como perjuicio.

¿Por qué festejó un corner? Y por que no hizo un gol. Pulti dijo que cerró la agenda vieja, invitó a trabajar para el 2030, que su inversión salud aumentó 500 % desde el 2007, el emisario submarino, la terminal, la planta de pretratamiento, la Copa Davis, el Dakar, el pre olímpico de basquet, los medios locales que lo favorecieron, encabezados por el multimedios La Capital, operación de la que no son ajenos los canales de aire de la ciudad. Por eso el 33 % aparece como con gusto a poco. Es claro que no todos los marplatenses compraron ese caramelo, y han detectado un discurso que no termina de cerrar y convencer.

El párrafo del manejo de los problemas de inseguridad, merece ser un escandaloso ejemplo, donde se mezclan inoperancia, desidia y falta de transparencia, tal vez también ineptitud, y la consideración no puede escapar ni aún a la calificación del intendente, en el manejo del problema de mayor preocupación de la población. Cheppi no se equivoca cuando le imputa al gobierno municipal, falta de planificación y gestión.

¿Cuál es el resto que le queda a Pulti?, Baragiola quedó muy comprometida, Cheppi es un experimento de resultado con final incierto,  ¿Arroyo está para más en esta ocasión, o se desinfló con tanta oferta? Todos interrogantes y dudas que se despejarán en 60 días.

Diez participantes quedaron out en la primera tanda. Otros diez largan la final de una carrera, donde hay uno que sacó mucha luz de diferencia, aunque llegó con el motor rateando y entre la noche del domingo 14 y el amanecer del lunes 15, parecía que iba quedando sin nafta. ¿O no?

Jorge Elías Gómez

jgó[email protected]

2 Comentarios

  1. Jorge : nadie presento y discutio un proyecto nuevo.Espero que los marplatenses no esten enloquecidos festejando un corner !!!!

  2. muchachos, gane quien gane, nadie habla de lo que realmente una ciudad como mar del plata tiene que hablar: LA AUTONOMIA MUNICIPAL….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*