Opinión

¡Es la realidad, estúpido!

Por Christian H. Lence
Presidente MPA Mar del Plata

La famosa frase utilizada por Bill Clinton durante su campaña presidencial del ´92 (“It´s the economy, stupid!”) y que hoy está instalada en la cultura política estadounidense, debería redefinirse en la Argentina a una cuestión más elemental: aceptar la realidad.

Punto de partida para cualquier solución posible en todos los ámbitos de la vida, reconocer los hechos objetivos se vuelve imprescindible cuando hablamos de políticas públicas. Intentar disfrazar esos hechos con interpretaciones burdas, no sólo neutraliza cualquier remedio al problema concreto, sino que ofende e insulta.

La realidad nos muestra que Mar del Plata tiene hoy un 14,4 % de desocupación y un 9,6 % de subocupación (que seguramente sean más, por provenir los datos del cuestionado INDEC). Y el problema no es nuevo: ya en marzo señalamos que debían prenderse luces de alarma al volver a superar la desocupación los dos dígitos en el último trimestre de 2008. Ahora bien, pretender disimular un aumento descomunal del 40 % interanual atribuyéndoselo principalmente a un incremento de la “demanda laboral” por razones migratorias, es una falsedad y un agravio -sobre todo a los más de 80000 marplatenses que hoy sufren este flagelo-.

Sería coherente, en cambio, asumir que la desocupación es un problema estructural en Mar del Plata y que el Estado debe trabajar en conjunto con los distintos sectores productivos -empresarios y trabajadores- para fomentar su desarrollo y permitir que esa “demanda laboral” se vea satisfecha por más que crezca año a año. La generación de fuentes de trabajo es tarea primordial de cualquier administración pública, y esto no se logra únicamente con programas directos del sector público como los que piensan instrumentar. Si bien son absolutamente necesarios por la urgencia del caso, lo esencial es pensar estratégicamente en las ventajas comparativas y competitivas que tienen nuestras empresas, nuestros comercios y nuestras industrias locales, para que puedan crear el empleo genuino y estable que tanta dignidad genera.

¿Es posible hacerlo? Absolutamente, Mar del Plata tiene todas las condiciones para lograrlo. ¿Es una tarea fácil? Seguramente no, ya que requiere dejar de pensar en términos coyunturales -muchas veces electorales- para pasar a pensar estratégicamente en objetivos a mediano y largo plazo. ¿Qué hace falta? Forjar los consensos básicos que permitan establecer prioridades en un contexto de recursos escasos.

Por más que esta “ceguera” para ver la situación arroje un manto de duda sobre nuestra madurez para lograrlo, debemos mirar el futuro con esperanza. La mejora en la calidad de vida de todos los marplatenses no es una quimera pero hace falta un cambio actitudinal, que nos demos cuenta de nuestra potencialidad y que trabajemos en serio, no con políticas parches, sino con estrategias, plazos y resultados. De una vez por todas, dejemos las mentiras. Dirigentes marplatenses, a las obras.

3 Comentarios

  1. Gracias por el articulo. La poblacion que busca empleo (me incluyo), necesita auque sea el reconocimiento de que no es culpa de uno que no consiga trabajo sino que la situacion esta realmente mal. Me interesaria saber cual es la cifra real, porque no creo que estemos por debajo del 18 porciento de españa.
    A los gobernantes: Ya que se roban todo, que no estan bien capacitados para su tarea, que tampoco se molestan en asesorarse bien, y no saben tirar para el mismo lado a menos que haya interes y reconocimiento personal sepan que al menos pedimos algo de dignidad, QUE NO SE NOS NIEGUE LA REALIDAD.

  2. Las cifras del Indek son esas. Seguramente sean mas abultadas, aunque no conozco ningun trabajo de otra institucion publica o privada que haga un muestreo de ese tipo. Un 15% es realmente una barbaridad, y conicido con el autor en que si no hay una definicion sobre que ciudad proyectamos para los proximos años, el problema no solo no va a desaparecer, sino que va a ser mas acuciante.

  3. Sería muy bueno que los dirigentes politicos se dejen de hablar y estar para la foto, pasando a trabajar en planes de corto, largo plazo para cambiar una realidad de muchos años en Mar del Plata. Tenemos todo para ser una ciudad Agro-industrial. Fomentar la radicación de empresas. Trabajar todos los días en la Calidad de Vida de la gente. Hoy no tenemos Salud, no hay Educación buena y no tenemos seguridad -tanto por delitos como juridica-
    Fundamental, la participación ciudadana exigiendo a nuestros politicos que trabajen y que no estan solamente para la foto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*