Ciudad, Información General

“Vamos a llevar todas las multas de clausura a la Justicia”

“A partir de ahora vamos a llevar todas las multas de clausura a la Justicia”. Sin rodeos, el titular de la Cámara de Bares y Afines, Pablo Villar, se mostró duro de cara al conflicto que atraviesa el sector con la Municipalidad, debido a una serie de clausuras realizadas por los organismos de control en el marco de las leyes sobre nocturnidad.

Los integrantes de la Cámara realizaron hoy una conferencia de prensa para responder la postura del Ejecutivo comunal, que los alertó sobre la continuidad de los controles y se cuestionó la distancia de los empresarios. “Nosotros no cortamos el diálogo, sino la Municipalidad”, dijo Villar.

En declaraciones a Radio Brisas, el empresario recordó que “el traslado a la escollera era una posibilidad, y en aquel momento el intendente propuso trabajar con la legislación de la nocturnidad”. Se recuerda que el proyecto del Municipio es trasladar los bares de Alem a la escollera norte, que ha sido remodelada.

El titular de la Cámara de Bares y Afines consideró que “en su momento accedimos a trasladarnos a la escollera para dar solución a un conflicto”, pero esta mañana cuestionó dicho proyecto sobre el que arrojó sospechas: se refirieron a la posibilidad de que los cambios en Alem sirvan para algún tipo de negocio inmobiliario.

Se recuerda que este asunto se reflotó luego del fin de semana, donde se clausuraron un par de locales sobre la calle Bernardo de Irigoyen en los que había más gente de la permitida. Esto se relaciona con actuaciones hechas con anterioridad, donde siempre se observaron incumplimientos a las normativas sobre la capacidad de público permitida.

Ayer se conocieron declaraciones del subsecretario de Control Adrian Alveolite, quien dijo que el hecho de que “los dueños de los bares de Alem hayan apoyado la propuesta de traslado a la zona de la escollera, no significa que tengan vía libre para seguir cometiendo infracciones porque, por más que se trasladen, si siguen incumpliendo las normas los vamos a seguir multando”.

En ese sentido consideró que “si quienes firmaron la carta de intención en 2008 para el traslado de los bares no quieren, por distintas cuestiones, trasladarse a la escollera norte no hay duda que habrá otros interesados en acompañar la propuesta e invertir en la nueva zona recreativa”. No obstante, amplió: “la violación permanente de las normas no genera derechos”.

La Municipalidad envió un comunicado este jueves en el que se expresó que los controles realizados el fin de semana se llevaron a cabo “frente a las reiteradas denuncias de los vecinos”. Allí se actuó “para evitar los excesos verificando que los locales cumplan con las normas de seguridad, con el objetivo de mejorar la convivencia y preservar la salud y la vida de quienes asisten y trabajan en los locales”.

Los comentarios están cerrados.