Ciudad, Política

“Scioli es un delegado de CFK”

Daniel Salvador, presidente del comité provincial de la UCR.

Daniel Salvador acompañó a Ernesto Sanz, presidente del comité nacional de la UCR, en el homenaje que se realizó al ex presidente Raúl Alfonsín. Cómo se ubica el radicalismo en el actual contexto político provincial. La importancia de las internas en la definición de candidatos. El comportamiento de la UCR, el ARI y el GEN en el Acuerdo Cívico y Social. La pérdida de legisladores en las cámaras provinciales y la nueva realidad del gobierno de Scioli. Todo en una entrevista exclusiva con mdphoy.com

“El radicalismo está muy bien. Con expectativas en muchas comunas. Creemos que la gente va a comparar, con comunas incluso que han sido radicales y después cambiaron de signo. Pero no es por el mero hecho de ganar una competencia, sino para dar lo mejor para la comunidad. En la actualidad hay 41 comunas con gobierno radical”.

¿Cómo está la situación interna de la UCR en la provincia de Buenos Aires?

Para el 6 de junio está convocada la elección para que elijan las autoridades de comité de la provincia, y las autoridades de los 134 distritos. Por una lado estamos en un proceso de formación de padrones y después los sectores internos tomando posiciones y preparándose para competir. Son elecciones partidarias, cerradas a aquellos que son afiliados.

¿Ha quedado definida la situación del Cobismo dentro de la UCR?

Sectores conjuntos de afiliados han hecho solicitudes individuales de reincorporación al partido y eso fue accedido. Por lo tanto no es que ha habido una incorporación masiva, sino aquellos que lo pidieron, hasta el momento que cerraron los padrones, que fue hasta la semana pasada, se les dio cabida.

Es decir, ¿No hay una línea Cobista o no se sabe todavía?

Hay que ver si presentan con esa individualidad una lista. Puede ser que la presenten en algunos distritos y en otros no. Se ha incorporado muchos, que todavía mantenían su condición de afiliado y muchos de las que lo perdieron hicieron ese reclamo y se los volvió a reincorporar. Esto es lo que ha ocurrido en estos días.

¿Cómo está la situación en la Cámara de Diputados en la provincia?

A partir de la nueva realidad con estos números, también ponen reglas de juegos distintas. Entonces, el Justicialismo de por sí tiene sus problemas. Nosotros por suerte en el marco del Acuerdo Cívico y Social, si bien están los bloques con una individualidad al radicalismo, el ARI y el GEN, pero con formas claramente de un interbloque que nos llevan en general a tener posiciones en común.  La aspiración es que para este año legislativo, con ese número importante que tenemos ahora,  mejore mucho la calidad y el contenido de los proyectos que se traten.

¿No hay tanto ruido o no tiene tanta prensa lo que ocurre, en las cámaras de la provincia, como acontece en la Nación?

Es así, es parte de una realidad política, quizás, como un defecto institucional importante. Se vive mucho más por lo que pasa en el orden nacional, que por lo que pasa en las cámaras. Pero, la realidad de nuestra provincia, está íntimamente vinculada con lo que allí pase. Por ejemplo, si las cámaras tomaran la decisión de generar un proyecto para dar un mandato a los diputados nacionales y que reclamen que voten favorablemente la coparticipación plena al impuesto del cheque, significaría un ingreso importantísimo para las arcas de la provincia y a su vez para redistribuirlas en las comunas.

¿Cuál es la situación política de Scioli, con el enfrentamiento que existe dentro del propio justicialismo?

Creo que Scioli pierde una oportunidad muy importante porque su gobernación lo ha desjerarquizado. El ha quedado convertido en un hombre, que primero no conoce los problemas de la provincia, que se rodeó mal, que prácticamente es un delegado de la presidenta, por lo tanto la provincia día a día tiene retrocesos en la salud, inseguridad, no buscan los mecanismos para fortalecer las arcas. Es una provincia con problemas crecientes.

¿No le hace falta a la oposición más presencia con el tema inseguridad?

Es posible. A veces, en un proceso de responsabilidad, capitalizar un tema tan sensible como la inseguridad, hace que la oposición quizás no haya posiciones encendidas en materia de la inseguridad. Pero quizás es una responsabilidad de nuestro partido de no querer utilizar un tema en el que el gobierno no le encuentra el camino y se genera una gran preocupación social, entonces trabajamos en nuestros proyectos pero no se hace de esto un punto de campaña.

Los comentarios están cerrados.