Básquet, Deportes

“El mundial nos sirvió para poner los pies sobre la tierra”

Scola firmó varios autógrafos en su visita a la ciudad.

Las palabras que sirvieron como excusa fueron la de conducción y liderazgo. Significados fuertes dentro del marketing que, llevó a una empresa privada, a contratar a Luis Scola para que brinde una charla (privada) sobre su forma de ser ante esas situaciones. Lo más interesante se dio un rato antes, en el marco de la conferencia de prensa que duró una hora y media aproximadamente.

Scola fue el mejor jugador argentino en el campeonato mundial de Turquía y quedó primero en el promedio de puntos por partido (27.1). El equipo finalizó en el quinto puesto.

Si hay algo que caracteriza a esta camada de jugadores es sus predisposición para con la prensa, su vocabulario amplio para expresarse y sus ideas bien concretas y con argumentos sólidos. Por eso, cuando se le preguntó por la selección argentina no dudó en afirmar: “Podemos estar en un alto nivel en varios torneos más, pero creo que este mundial nos tiene que venir bien para poner los pies sobre la tierra y dejarnos de autonombrarnos Generación Dorada. Hemos ganado un oro olímpico pero eso fue hace seis años y ahora hay otros líderes en el mundo”.

Además agregó: Necesitamos traer gente nueva, empezar a mezclar generaciones y trabajar para construir las medallas del futuro, si seguimos pensando en Atenas e Indianápolis, ahí nos vamos a quedar”.

El equipo de Sergio Hernández sufrió algunas bajas (por lesión) sobre el inicio del torneo, sin embargo, Scola no vio esto como un problema, ni como una excusa. Según él, esa fue la mejor forma de solucionar el problema, pensar que no era tal y confiar que los 12 que estaban iban a ser los mejores. “Hoy en día esta todo más globalizado, antes el mejor equipo ganaba siempre, en la actualidad cualquiera que se prepara bien y es profesional te puede ganar, como nos pasó con los lituanos”.

Algunos jugadores de primer nivel decidieron no ir a Turquía y en el mundo del básquet se abrió un debate sobre este tema. Con la paciencia que lo caracteriza, Luis Scola se animó a decir que esta discusión no tiene muchos argumentos. “La NBA es una liga de jugadores, si los ellos quieren jugar lo hacen y punto, quizás algunos no tenían ganas de hacerlo, otros estaban lesionados y otros tenían argumentos válidos por parte de su club o franquicia, que es donde se desempeñan durante todo el año, como le pasó a Chapu (Nocioni)”.

En el salón Piano Bar del Costa Galana se pudieron a observar a la mayoría de los medios locales que cubren el básquet a nivel nacional, con Peñarol y Quilmes. La pregunta por la presencia de Marcos Mata en el plantel y la de Patricio Garino en el Súper 4 de Salta, se cayeron de maduras. “Marcos tuvo un torneo complicado por llegar el mismo día del debut, fue difícil para él pero tiene un potencial terrible y va a ser parte de la selección por años, es un jugador apto para el primer nivel mundial”.

Patricio Garino ya no está más en Mar del Plata, se fue a Estados Unidos a seguir su carrera en una colegio universitario de aquel país. Para Luis Scola este es un camino válido pero en lo personal prefiere la competencia Europea. “En Europa hay mucha competencia interna dentro de los equipos, vienen jugadores de todos los países y tenés que desarrollar un instinto de supervivencia grande, creo que eso fue nuestra marca registrada durante todos estos años”. Por último señaló: “A mi me gustaría que entre los 17 de él y los 30 años nuestros, haya una gama de jugadores para elegir, son dos camadas en el medio y es muy difícil juntarlas”.

El preolímpico de Mar del Plata 2011 fue el otro tema referido al ámbito local. El primer puesto de Estados Unidos en el mundial sirvió para que los NBA dejen abierta una de las dos plazas que va a otorgar el certamen del año que viene, con vistas a los Juegos Olímpicos (Londres 2012). Es por ello, que equipos como Argentina o Brasil tienen más posibilidades de quedarse con esos lugares. “Brasil va a venir bien, les faltó un poquito este año, pero ya van a arrancar, tiene juventud y experiencia unidas, además, juegan muy bien al básquet” señaló el nacido en Capital Federal.

Sobre el cierre se armó un debate por demás interesante entre las preguntas de los periodistas y las respuestas de Luis sobre su visión del básquet a nivel nacional. “El punto negativo de la Liga Nacional es que siempre están dando vuelta los mismos protagonistas y la competencia, más la amenaza de otros jugadores y el renueve, es muy importante para hacer ligas de primer nivel como sucede en Europa. Muchos mejoran su juego cuando tienen competencia interna dentro de sus propios equipos”.

La conferencia se puso crítica y la infraestructura de la LNB fue el tema que más ida y vuelta trajo. Scola destacó que hay pocos estadios en el país y que si Argentina tuviese que organizar un mundial tendría que ir a los mismos que utilizó en el de 1990. “Me da mucha tristeza que no hayamos podido evolucionar en la infraestructura a nivel nacional, muchos países del mundo, inclusive de Latinoamérica, tiene estadios multifunción en varias ciudades y con buena capacidad”.

La última declaración fuerte de Scola fue más bien una crítica social: “Yo creo que se hace todo por impulso, están todos emocionados por el preolímpico pero una vez terminado, corre el riesgo de que desaparezca todo, no se piensa en como ganar más adeptos al deporte y en un nivel más competitivo a futuro”.

La Liga Nacional es una competencia federal dentro de un país centralizado, gran contradicción que refleja en la actualidad la falta de proyectos a futuro. En el mercado más fuerte, Buenos Aires, el básquet prácticamente no existe, por ende la difusión es poca y ni siquiera se puede pensar en estadios, todavía falta el espectador.

Por Bruno Grassi
[email protected]

Los comentarios están cerrados.