Básquet, Deportes

“Algún día me voy a poner la camiseta de Peñarol”

“No me siento ninguna estrella. Vengo a aportar mi espíritu”, dijo el Chapu. Hasta hubo agradecimiento para su amigo Leo Gutiérrez: “Me tiene de inquilino. Me da vergüenza todos los asados que le vengo comiendo”.

Nocioni además dio señales de que tal vez haya chances de verlo en más partidos en nuestro país: “Yo por ahora voy a jugar el Súper 8 pero eso no quiere decir que no pueda seguir en la Liga Nacional. Esto es una manera de agradecerle no sólo a Peñarol sino a la Liga porque nos dio muchísimas oportunidades. Esto me sirve a mí como le sirve a todos. Quiero disfrutar del básquet. No puedo dejar pasar más tiempo. La decisión de jugar sin seguro es para que esto no se demore más. No puedo darme el lujo de seguir parado”.

Sergio Hernández va a darse el gusto de dirigir al Chapu como lo hizo en la Selección. Ya lo tuvo en un par de entrenamientos con el plantel bicampeón de la Liga, que perdió al capitán Tato Rodríguez antes del inicio de la temporada y recientemente sufrió la lesión de Nicolás Lauría. Oveja se relame con la posibilidad de contar con un NBA: “Me emociona. Estoy muy feliz. Hay que disfrutarlo. Un loco más para un club de locos”. Domingo Robles, el presidente de Peñarol, se mostró emocionado y tiró otra bomba: “No se extrañen si lo ven antes del Súper 8”. Hay dos fechas de la segunda fase en el medio…

Los comentarios están cerrados.